CONSULTA ONLINE GRATIS CON TU PRIMER PEDIDO
cuperosis

Cuperosis, ¿qué es y cuáles son los síntomas?

La cuperosis es una afección cutánea que puede deberse a diversas causas, como la retención de líquidos y los desequilibrios hormonales. Se caracteriza generalmente por una amplia gama de enrojecimiento y rubor en la cara y, a veces, en otras partes del cuerpo.

Las rojeces faciales son comunes en ciertas épocas del año, sobre todo durante el invierno a causa de las bajas temperaturas, pero cuando esas rojeces se convierten en algo permanente y va en aumento, es cuando hablamos de cuperosis.

En CF Therapy somos expertos en cuidados de la piel, por ello, en este post te explicaremos cuáles son los síntomas, las causas y los mejores productos y tratamientos para la cuperosis.

¿Qué es la Cuperosis?

La cuperosis, también conocida como telangiectasia, es una afección cutánea que se produce cuando los pequeños vasos sanguíneos cercanos a la piel se ensanchan y se hacen visibles. Esto da lugar a un aspecto enrojecido y ruborizado que parece una red de finas líneas rojas.

El enrojecimiento suele aparecer en las mejillas y la nariz, así como en la barbilla, la frente y otras zonas. Además, suele ir acompañado de una sensación de quemazón, que puede ir de leve a grave.

La cuperosis es un tipo de afección cutánea común, que se cree que está causada principalmente por desequilibrios hormonales.

¿A quién afecta?

Esta afección es más común en aquellas personas con piel sensible, clara y fina, puesto que se trata de un tipo de piel más reactiva y más propensa a sufrir enrojecimientos de forma natural.

En cuanto al género, la cuperosis habitualmente afecta más a las mujeres que a los hombres y existe una predisposición genética, es decir, es hereditario.

Causas de la cuperosis

La causas de la cuperosis siguen siendo desconocidas, pero se sabe que hay varios factores que contribuyen al desarrollo de la afección. Entre ellos se incluyen:

  • Desajustes hormonales. Pueden causar una producción excesiva de la hormona estrógeno, que puede provocar inflamación de la piel, vasos sanguíneos dilatados y enrojecimiento.
  • Exposición excesiva al sol. La exposición prolongada a los rayos UV puede dañar los capilares de la piel, lo que provoca el enrojecimiento y rubor característicos.
  • Uso de ciertos medicamentos o sustancias. Las dosis elevadas de ciertos medicamentos, como algunos antibióticos, anticonceptivos orales y esteroides, pueden provocar un ensanchamiento de los capilares y enrojecimiento de la piel.
  • Genética. Se cree que algunas personas pueden estar predispuestas a desarrollar la enfermedad.
  • Estrés. Puede tener un efecto directo sobre los capilares de la piel, provocando enrojecimiento y rubor.
>  Proceso de un peeling químico, ¿cómo se realiza paso a paso?

Síntomas de la cuperosis

El síntoma más común de la cuperosis es un enrojecimiento persistente de la cara, que puede ser de leve a grave y puede ir acompañado de hinchazón y sensación de quemazón.

No obstante, es importante conocer los demás síntomas de la cuperosis para poder establecer el tratamiento adecuado. A continuación, presentamos algunos de los más frecuentes:

  • Enrojecimiento de la piel. Se trata de un enrojecimiento temporal causado por un aumento del flujo sanguíneo a la piel.
  • Sensación de ardor. Es posible que la persona que padezca cuperosis sienta un aumento de temperatura en la zona en la que se encuentra la afección.
  • Granos inflamados. Estos granos también pueden aparecer en forma de manchas rojas y pueden hacerse más pronunciados a medida que avanza la enfermedad.
  • Visibilidad de vasos sanguíneos dilatados. Se trata de pequeños capilares que se hacen visibles en la cara, creando un patrón en forma de telaraña.

Es fundamental tener en cuenta que los síntomas de la cuperosis pueden variar de una persona a otra y pueden ser más o menos graves según el individuo.

cuperosis-tratamiento

Tratamiento de la cuperosis

El tratamiento de la cuperosis depende de la gravedad y del tipo. En términos generales, el objetivo del tratamiento es reducir el enrojecimiento facial, reducir la inflamación y mejorar el aspecto de la piel.

Hoy en día, existen tratamientos dermoestéticos específicos para tratar la cuperosis. Entre ellos podemos incluir: medicamentos orales, con láser, tópicos y productos para el cuidado de la piel.

Medicamentos orales

Pueden recetarse para reducir los síntomas y mejorar el aspecto de la piel. A menudo se prescriben medicamentos orales como método para tratar la cuperosis.

>  Piel Grasa: características, consejos y cuidados a seguir

Estos medicamentos suelen dirigirse a afecciones inflamatorias, y pueden ayudar a reducir el enrojecimiento y la irritación asociados a la cuperosis. Es importante hablar con un médico o dermatólogo para determinar cuál es la mejor medicación para esta afección.

Tratamientos con láser

Pueden utilizarse para reducir la visibilidad de los vasos sanguíneos y mejorar el aspecto de la piel.

La tecnología láser es la una forma eficaz y poco invasiva para tratar la cuperosis. Se utilizan diferentes longitudes de onda láser para atacar selectivamente los capilares, dañando las paredes y haciendo que se colapsen y desaparezcan.

Medicamentos tópicos y productos para el cuidado de la piel

Se trata de cremas y geles que pueden aplicarse directamente sobre la piel para reducir el enrojecimiento y la inflamación. Asimismo, los productos como los limpiadores suaves y las cremas hidratantes pueden ayudar a reducir la inflamación y mantener el equilibrio de hidratación de la piel.

Las cremas hidratantes y nutritivas son imprescindibles para estos casos, como ADVANCED CREAM- Crema con factores de crecimiento – Neauvia, la crema de exfoliación dérmica Cream-Peel-Skin Clinic o el sérum para pieles sensibles ROZATROL (50ml) – Zein Obagi.

Asimismo, en CF Therapy tienes disponible ROSANIC CREAM (50ml) – Skin Clinic, un tratamiento muy efectivo para cuidar la piel sensible y con rojeces, un aliado perfecto para tratar la cuperosis.

cuperosis-síntomas

La piel con cuperosis es fina y ligeramente seca por naturaleza. Sin embargo, existen casos en los que la zona T del rostro presenta aspecto grasiento, por lo que el balance hidrolipídico de la crema hidrante debe compensar la falta de lípidos de la piel.

En CF Therapy contamos con Hydra booster Skin Perfusion – Filorga Professional, un choque de hidratación para pieles secas con un coctel de ácido hialurónico y una fórmula ultra absorvente.

Es importante emplear diariamente una crema hidrante y protectora para evitar la sequedad y crear una barrera protectora antes las agresiones externas.

Además, es recomendable utilizar productos para estimular la circulación sanguínea, así como productos antienvejecimiento, como Antiox (30ml) – Neauvia, ya que la piel con cuperosis es propensa a sufrir un envejecimiento prematuro.

Deja un comentario

footer_logo-min

SÍGUENOS

Facebook-f
Instagram

MI CUENTA

CONTACTA

Abrir chat