CONSULTA ONLINE GRATIS CON TU PRIMER PEDIDO

LA “SUPERESTRELLA” DE LOS ANTIOXIDANTES

Según los dermatólogos, la vitamina C es el primer cosmético que deberías poner en tu piel por la mañana (y no es fotoprotector).

La vitamina C (también conocida como ácido ascórbico y ácido L-ascórbico) está ampliamente demostrado que ayuda neutralizar los radicales libres del cuerpo causantes del estrés oxidativo. De este modo, previene el envejecimiento cutáneo y retrasa los signos visibles del envejecimiento biológico de la misma.

El estrés oxidativo se manifiesta con  una piel apagada y cansada y la vitamina C es el pilar básico para mantener la piel joven y fresca.

La vitamina C es la gran base sobre la que se sustenta el cuidado de nuestra piel , y no debería faltar en ningún tratamiento diario porque se encarga de inhibir la melanina y las metaproteinasas de matriz, responsables de la degradación del colágeno, la elastina y el ácido hialurónico, se encarga de inactivar la tirosinasa y la actividad antiinflamatoria, y estimula fuertemente la producción de colágeno.

Por lo tanto, la vitamina C es un imprescindible en el cuidado de la piel, ya que tiene efecto antioxidante (regenera Vitamina E), despigmentante y es el cofactor para la síntesis de colágeno.

Dermatólogos como Ricardo Ruiz en su libro Antiaging. titulado Cómo mantener la piel más joven, cita textualmente: “La única receta que funciona para mantener la piel más joven es un suero o crema de vitamina C por la mañana junto con fotoprotector. Y combinar ácido retinoico y alfahidroxiácidos por la noche”.

Una de los beneficios que más notan los pacientes al comenzar a utilizar Vitamina C en su tratamiento es la luminosidad, que se suma a otros múltiples como la reducción de líneas de expresión y arrugas, reducción de manchas, menor irritación en pieles sensibles, piel más permeable a la absorción de cremas de posterior aplicación, mejora de la textura y calidad de la piel, etc.

Mitos e información errónea sobre la Vitamina C:

– No se puede usar vitamina C en verano (falso):

Multitud de estudios realizados a lo largo de los años, primero en animales y posteriormente en células humanas, han demostrado que la vitamina C tiene un efector protector en la piel contra los rayos UVA y UVB. Por lo tanto, actúa como una segunda línea de defensa frente a los rayos UVA perjudiciales, y al mismo tiempo refuerza las defensas antioxidantes de la piel.

No es la vitamina C la que es incompatible con el sol, sino que algunos laboratorios utilizan un pH ácido en la formulación de sus cosméticos para poder estabilizarla y es esa misma acidez la que provoca un ligero efecto exfoliante , incrementando la sensibilidad cutánea y haciéndola incompatible con una exposición prolongada frente al sol. Por esto, independientemente de la formulación , en CF Therapy recomendamos su aplicación por la mañana y posteriormente la utilización de un protector solar.

Es el sol el que mancha, no la vitamina C, por lo que siempre hay que usar un fotoprotector.

– ¿Cuándo debo aplicármela?

El amplio consenso entre los dermatólogos y los profesionales médicos es que debe utilizarse por las mañanas, antes de la crema hidratante y del fotoprotector solar, preferiblemente haciendo énfasis en las zonas manchadas.

– ¿Cuál es la dosis de Vitamina C necesaria?

Los mejores efectos se consiguen con concentraciones de vitamina C pura que oscilan entre el 8 y el 20%. Pero debemos advertir que, en pieles sensibles, que a la vez estén utilizando retinoides o cosméticos que incluyan ácidos láctico, glicólico, mandélico o azelaico es posible que puedan reaccionar ante concentraciones superiores al 10%.

Para personas con pieles normales o resistentes, pero que presentan un alto estrés oxidativo, es posible aplicar porcentajes superiores al 20% e inclusive es recomendable suplementar con Vitamina C ingerida.

En mujeres menores de 30 años, no es recomendable la aplicación diaria, siendo ideal la aplicación en días alternos y en concentraciones entre el 15%-20%

En pieles con alteraciones o patologías como eccemas, herpes, rosácea o verrugas, no suele ser recomendable la aplicación vía tópica de Vitamina C.

– En resumen, la vitamina C actúa en tu piel y provoca:

  1. Previene el fotoenvejecimiento (efecto antioxidante), neutralizando radicales libres.
  2. Incremento de luminosidad cutánea.

  3. Reducción de las líneas de expresión y arrugas mediante la activación de la síntesis de colágeno.
  4. Reducción de las manchas por la interacción con melanocitos y menor producción de melanina.
  5. Mejor y más efectiva absorción de los cosméticos aplicados posteriormente.
  6. Mejora la textura y la calidad de la piel

 

En CF Therapy tenemos lo que necesitas. Por esto te presentamos estos productos con Vitamina C para conseguir todas las ventajas que esta vitamina nos confiere y para que puedas elegir lo que más te conviene según tu tipo de piel:

 

En CF Therapy, sabemos que el verdadero secreto para conseguir una piel perfecta y realzar tu belleza es la combinación de los mejores productos del mercado junto con un diagnóstico personalizado y preciso, junto con un seguimiento periódico.

Y en esto, queremos ser lo mejor para ti y tu piel,  buscando siempre la excelencia y personalización en nuestros tratamientos, para que puedas destinar tu tiempo a tus otros objetivos diarios, pero siempre, con la mejor versión de ti.

No dudes en consultamos y déjanos cuidar de ti….

Equipo CF Therapy

Deja un comentario

SÍGUENOS

Facebook-f
Instagram

MI CUENTA

CONTACTA

Abrir chat